jueves, 3 de marzo de 2016

La Máscara de Ateca.



La máscara es una de las tradiciones más arraigadas de Ateca. ¿Quién en Ateca no ha corrido alguna vez la Máscara? Este personaje sale los días dos y tres de febrero durante la celebración de Las Candelas y de San Blas, patrón de la Villa.
La Máscara viste un traje a rayas verticales rojas y amarillas, con gorro a estilo de arlequín, llevando en todos los bordes de su vestimenta numerosos cascabeles que los niños intentarán ir arrancándole a lo largo de todas sus salidas.



Su primera salida es al mediodía del 2 de febrero, la Virgen de las Candelas, corriendo y golpeando con su escudo o corbetera a toda la chiquillería que le insulta y provoca, anunciando su ataque golpeando aquella con el sable que porta. Los insultos son de todo tipo, desde los más inocentes a los más groseros. En su recorrido por las calles de la villa va entrando en casas y comercios donde se le obsequia con pastas y licor; en estos casos la Máscara pone la corbetera sobre la cabeza de los que visita a modo de protección.



La segunda salida es a las nueve de la noche del mismo día coincidiendo con el encendido de una gran hoguera en medio de la Plaza de España. En un momento determinado la Máscara, tras invocar a San Blas, saltará las brasas de la hoguera siendo aclamada por el público. Seguidamente se forma un gran corro alrededor de la hoguera cantando la tradicional canción del Puente de Alcolea.
La tercera y última salida se produce al día siguiente, día del patrono San Blas. A mediodía la chiquillería sube al cerro de San Blas que se encuentra junto a la ermita del santo y desde allí arrojan manzanas o naranjas tratando de impedir que la Máscara acceda al cerro (antiguamente se tiraban piedras) cubriéndose esta con una corbetera de tamaño mayor que la de correr, hasta que cuando se encuentra a corta distancia se ordena el cese.





Una vez arriba, chiquillería y mayores se cogen de la mano formando un gran corro alrededor de la Máscara y vuelven a cantar la canción del Puente de Alcolea que dice lo siguiente:
En el puente de Alcolea
había un puchero roto,
le pegaron un balazo
y cayó del puente abajo
Al pasar el río,
al pasar el río,
a mi tío Antón
le llegaba el agua,
le llegaba el agua,
hasta el calzón.
Este acto da por concluida la fiesta.

Para saber más:
EL CULTO A SAN BLAS Y LA MÁSCARA DE ATECA, C.E.B. Inst. Fdo. El Católico 1994 Francisco J. Martínez García.
PASADO Y PRESENTE DE LA MUY ILUSTRE VILLA DE ATECA, 2010 Jesús Blasco Sánchez.




No hay comentarios:

Publicar un comentario